Troll

Formas únicas de frustrar a un troll en las redes sociales

Primero ¿qué es un Troll o cómo saber que están siendo Trolleados? El termino troll tiene que ver directamente con todo lo que se refiere a la web, esto podría ser, redes sociales, comunidades, blogs, foros de discusiones, en general, todo aquel sitio web que permita la interacción de los usuarios con comentarios, opiniones o valoraciones. Troll, trollear, ser Trolleado son temimos de internet para identificar a personas que realizan comentarios negativos o destructivos que intentan generar malestar, insultar o burlarse de otros usuarios, imponer su opinión sin estar dispuestos a razonar, o simplemente llevar la contraria para intentar ridiculizar a otras personas o desviar el tema de conversación.

Cabe destacar que no se debe confundir un trol con una persona que simplemente tiene una opinión contraria. Muchas personas tienden a llamar así a todo aquel que no piense como él, cuando en realidad deberían considerarse como trolls sólo cuando hacen críticas destructivas, con el simple afán de molestar.

Quitarse a un troll de encima no es una tarea fácil, no basta con denunciarlos a los moderadores, ni con dejar de hacerles caso, porque si quieren pueden seguir ahí durante mucho tiempo. Al fin y al cabo lo que buscan los trolls es ser el centro de atención.

El “tiquis-miquis”. Siempre alerta para recordarnos cuando el gestor de la comunidad online comete algún error, como una falta de ortografía, algún dato incompleto, algún error en los términos de uso, etc

El camorrero. Es incapaz de articular una frase sin utilizar una palabra malsonante o una grosería que falte el respeto a su interlocutor.

El incongruente. Responde con comentarios si sentido, escribe sin aportar nada, con la única intención de provocar el caos es las conversaciones en las que participa.

El “hater”. Su único propósito es transmitir odio en sus publicaciones con la intención de generar mal ambiente en las comunidades en las que participa.

El hacker informático. Amenaza constantemente con acciones hackers tales como eliminación de cuentas o robo de contraseñas.

El “experto”. Se hacen pasar por expertos en alguna materia sin tener obviamente ni idea pero respondiendo y resolviendo dudas de manera errónea a la gente que las pregunta.

El cliente molesto. No hay nada peor que un cliente insatisfecho, sobre todo si tiene razón. Cuidado con estos porque suelen ser los más peligrosos.

La mejor manera de combatir a un troll es ignorándolo, pero lamentablemente puede que tus seguidores no lo hagan. La campaña “No alimentes al troll” es precisamente para crear en los usuarios de las redes sociales el buen habito de ignorar a estos otros seres que buscan desprestigiar una marca o un nombre por medio de bromas y chistes sin sentido.

Estas son algunas de las cosas que puedes empezar a poner en práctica, para combatirlos de manera más eficaz:

Conoce e identifica a tu troll. Es importante saber a quién te enfrentas, sobre todo para saber si realmente es un troll el que se queja o alguien que realmente ha tenido un problema. Ten cuidado  de no tratar a un usuario molesto con razón como tratarías a un troll. Es peligroso para tu reputación.

Si el usuario tiene un problema por tu culpa admítelo y pide disculpas. Las marcas que reconocen públicamente sus errores están mejor valoradas por los usuarios, y puedes convertir un ataque en algo positivo. Si tiene razón, obviamente no es un troll, así que no le trates como tal.

Piensa muchas veces la respuesta antes de publicarla. Nunca respondas a una crítica al instante de recibirla. Léela varias veces y analiza todas las posibles interpretaciones para no sacar conclusiones precipitadas.

Cuidado con borrar los comentarios. No te recomendaría que lo hicieras en ningún caso, ni siquiera con los insultos o las faltas de respeto. Si dejas constancia con tu respuesta de que el usuario que ataca a la marca está avisado, el resto de la comunidad entenderá la situación.

Estas herramientas también pueden ayudarte

HellBanning

Probablemente, la forma más creativa de frustrar a un troll. Los administradores o moderadores convierten en fantasmas a los usuarios molestos o provocadores, volviendo invisibles sus mensajes a ojos de cualquier otro usuario mientras que ellos si los pueden ver.

Desde el punto de vista de los trolls, inexplicablemente nadie les hace caso, por lo que se acaban frustrando o aburriendo y se marchan.

HoyganBanning

Este método se basa en atacar al troll de una forma muy particular. Al dejar un mensaje, el sistema lo convierte en un mensaje “hoyganizado”, por lo que las burlas de otros usuarios contra el agresivo troll no tardarían en aparecer.

Se puede implementar fácilmente utilizando el script_hoyganizador.js (http://mnmstatic.net/js/hoygan.js). Una variante particularmente divertida sería conseguir que el mensaje le aparezca normal al troll (sin hoyganizar), y «hoyganizado» al resto de usuarios.

ParanoidBanning

Otro sistema que se podría utilizar para frustrar a los trolls reincidentes es un método que, tras publicar su mensaje, aparezca otra respuesta comentando que se equivoca, que lo que dice es una tontería o que su mensaje es totalmente erróneo. Comentarios que exasperan a cualquier troll que se precie.

Yeraldo Hernández

Redactor

Compartir:
Publicado en Redes Sociales y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *